Ceazu. El "bodhrán" asturiano

Desde la música más canalla de The Pogues o la más tradicional de The Chieftains hasta acompañar la voz etérea de Eimear Quinn en Eurovision y a Imelda May en su etapa más rockabilly, pasando por la ya mítica "fiesta irlandesa en tercera clase" de la película "Titanic", el bodhrán se ha convertido en el instrumento más reconocible de la música popular irlandesa. Pero ¿es realmente tan exclusivo de su cultura?

En la arqueo­lo­gía expe­ri­men­tal, que es la dis­ci­pli­na que tra­ta de des­cu­brir la uti­li­dad y el modo de ela­bo­ra­ción de los obje­tos arqueo­ló­gi­cos, sue­le dar­se una pre­mi­sa: «ante los mis­mos pro­ble­mas, idén­ti­cas solu­cio­nes». Y es que, aun­que haya­mos avan­za­do tec­no­ló­gi­ca­men­te y acu­mu­la­do gran­des cono­ci­mien­tos, el modo de pen­sar del Homo Sapiens actual no difie­re tan­to des­de los tiem­pos de Altamira y Tito Bustillo. Si dife­ren­tes cul­tu­ras pue­den lle­gar a las mis­mas con­clu­sio­nes ante idén­ti­cos retos, es fácil com­pren­der que muy pocos hábi­tos u obje­tos con­tem­po­rá­neos pue­dan con­si­de­rar­se exclu­si­vos de un úni­co lugar.  Diferentes pue­blos coe­tá­neos sue­len lle­gar a solu­cio­nes simi­la­res aun­que no man­ten­gan con­tac­to entre sí.

Ceazu (cedazo) para labores agrícolas e instrumento ocasional (fondo Museu del Pueblu d'Asturies)

Ceazu (ceda­zo) para labo­res agrí­co­las e ins­tru­men­to oca­sio­nal (fon­do Museu del Pueblu d’Asturies)

Anciana posa en una foto familiar sosteniendo en la mano un ceazu

Anciana en Asturies posa en una foto fami­liar sos­te­nien­do en la mano un ceazu

Ceazu (cedazo) para labores agrícolas e instrumento ocasional (fondo Museu del Pueblu d'Asturies)

Ceazu (ceda­zo) para labo­res agrí­co­las e ins­tru­men­to oca­sio­nal (fon­do Museu del Pueblu d’Asturies)

La reali­dad, tenien­do lo ante­rior pre­sen­te, es que los orí­ge­nes del bodh­rán son comu­nes a otros ins­tru­men­tos musi­ca­les simi­la­res, inclu­so de nues­tra tie­rra, Asturias.

El bodh­rán irlan­dés actual es un tam­bor afi­na­ble de bas­ti­dor cir­cu­lar que se toca gene­ral­men­te sen­ta­do, en posi­ción ver­ti­cal, apo­ya­do sobre una rodi­lla y gol­pea­do con una baqueta.

Aunque des­de una pers­pec­ti­va román­ti­ca hay quien quie­re ver en él una evo­ca­ción de los gue­rre­ros cel­tas cho­can­do los pomos de sus espa­das en los escu­dos o el retum­bar de los tam­bo­res que lla­ma­ban a la bata­lla, el ori­gen más pro­ba­ble es bas­tan­te menos épico.

Todo apun­ta a tiem­pos más recien­tes y a un ape­ro agrí­co­la que en algu­nas zonas rura­les del sur­oes­te de Irlanda se apro­ve­cha­ba para acom­pa­ñar los can­tos y bai­les a modo de impro­vi­sa­do pan­de­ro. Y es que los uten­si­lios y obje­tos coti­dia­nos emplea­dos oca­sio­nal­men­te para pro­du­cir soni­dos musi­ca­les, como el table­teo de las cucha­ras o el res­tre­gar de una lla­ve en la payel.la (sar­tén) fue algo común en las socie­da­des rura­les y empo­bre­ci­das de muchos luga­res de Europa.

Hablamos en este caso de un ape­ro de labran­za para aven­tar el grano y sepa­rar la paja, que en lugar de una malla metá­li­ca pro­pia de un tamiz, lle­va­ba una piel fina sin per­fo­ra­cio­nes. En Irlanda lo lla­ma­ban “dil­durn” y en Asturies “cea­zu” o “bañu”.

En las fotos ante­rio­res vemos varios cea­zos con­ser­va­dos en el Muséu del Pueblu d’Asturies y una foto fami­liar en una aldea astu­ria­na en la que una mujer ancia­na lo lle­va en la mano. 

En algu­nas pobla­cio­nes de Irlanda exis­tía la tra­di­ción entre su juven­tud de reco­rrer los cami­nos dis­fra­za­dos tocan­do estos rudi­men­ta­rios ins­tru­men­tos en com­pa­ñía de flau­tas arte­sa­na­les. Ocurría, por ejem­plo, en las fies­tas de Brídeóg en honor a Santa Brígida y en el día de San Sebastián. Las fotos más anti­guas cono­ci­das de estas acti­vi­da­des son las del fol­clo­ris­ta Kevin Danaher toma­das en el año 1946, que repro­du­ci­mos a continuación:

Niño tocando un bodhran en una foto tomada por el floclorista Kevin Danaher en 1946
Joven disfrazado con un bodhran en una foto tomada por el floclorista Kevin Danaher en 1946
Niño cantando y tocando un bodhran en una foto tomada por el floclorista Kevin Danaher en 1946

Podemos obser­var que para enton­ces el ape­ro pro­pio de las labo­res del cam­po ya se había recon­ver­ti­do en un ins­tru­men­to musi­cal, des­po­ja­do de su fina­li­dad ori­gi­na­ria, cosa que demues­tra, por ejem­plo, la inclu­sión de sona­jas y de la cru­ce­ta de sujeción.

De su uso musi­cal tam­bién que­da evi­den­cia en los dic­cio­na­rios anti­guos de inglés-irlan­dés (como el de Dineen de prin­ci­pios del siglo XX)  que ya defi­ne “bodh­rán” como tambor.

Pero lejos de lo que pare­ce, no pode­mos con­si­de­rar el bodh­rán un ele­men­to his­tó­ri­ca­men­te habi­tual en la músi­ca tra­di­cio­nal irlandesa.

Con sona­jas y toca­do con la mano apa­re­ce en algu­nas gra­ba­cio­nes sono­ras de los años 20 pero su popu­la­ri­dad lle­ga­ría real­men­te mucho más tar­de, en los años 60 (del siglo XX), de la mano del músi­co y com­po­si­tor Seán Ó Riada ya en ple­na ola comer­cial de la músi­ca folk.

Rescatado por Seán y difun­di­do por The Chieftains pasó de Irlanda a Escocia, lue­go a Bretaña con la ban­da de Alan Stivell y des­de el Finistère fran­cés a Galicia con Milladoiro y gra­cias a ellos se dio a cono­cer en Asturias. Grupos astu­ria­nos de folk cel­ta como Beleño, Llan de Cubel, Felpeyu o Corquiéu, influen­cia­dos por el inter­cel­tis­mo musi­cal de los 80s y 90s, inclu­ye­ron el bodh­rán en su músi­ca, no sin crí­ti­cas del sec­tor más puris­ta de la músi­ca tra­di­cio­nal asturiana.

Pero lo cier­to es que el cea­zu se empleó como sus­ti­tu­to del pan­de­ro en la músi­ca astu­ria­na, y ade­más en con­ce­jos como Al.ler, L.lena, Tinéu o Grau los etnó­gra­fos musi­ca­les docu­men­ta­ron hace ya muchas déca­das su empleo musi­cal con una baque­ta de unos 25 cm pro­vis­ta de dos pun­tas para gol­pear la mem­bra­na con ambos extre­mos, exac­ta­men­te lo que se hace con el bodhrán.

Así que este ins­tru­men­to tan común en la Música Celta, vis­to des­de esa pers­pec­ti­va, pue­de con­si­de­rar­se no tan ajeno a la músi­ca popu­lar asturiana

David Mateos conocido como «Puru», percusionista de Corquiéu (✝2012)

David Mateos conocido como «Puru», percusionista de Corquiéu (✝2012)

Ruma Barbero, fundador de Felpeyu

Ruma Barbero, fundador de Felpeyu

Fonsu Mielgo tocando el bodhran en uno de los conciertos de su banda Llan de Cubel

Fonsu Mielgo tocando el bodhran en uno de los conciertos de su banda Llan de Cubel


© Todos los derechos reservados. 

Guieldu, música celta con 💙 desde Asturias